VOTO RECHAZO PORQUE QUIERO A MI PAÍS
 
QUIERO REFORMAS NO REVOLUCIÓN
Muchos chilenos hemos visto perplejos, la colusión reinante en la prensa, especialmente en la televisión.
 
Misteriosamente la mayoría de los periodistas han estado cumpliendo al pie de la letra las instrucciones de los organizadores de la insurrección.
 
Comenzaron a coordinar las protestas, a señalar a los vándalos por TV dónde había menos protección policial, a usar dos términos: "Estallido social", para hacer creer que se trataba de manifestaciones espontáneas y "Marcha pacífica", mientras en sus propias pantallas se veían miles de actos vandálicos, agresiones muy cobardes a carabineros y saqueos.
 
Vimos a la prensa comprometida mostrando un incendio intencional perpetrado por el brazo violento de la insurrección; estos periodistas decían, "se está incendiando la universidad x" o cual quier otro edificio mientras la propia pantalla mostraba a los incendiarios lanzando sus artefactos. Los  periodistas comentaban "se está quemando", no decían los manifestantes están quemando... Estas son conductas obedientes a una estrategia burda de desinformación, ¿Cómo se siente usted, del lado político que sea, cuando se da cuenta cómo lo están manipulando?
 
Si revisamos el espacio que cada medio dedica a las noticias, hay una carga abismante a favor de la izquierda extrema y del frente amplio. Todo se lo preguntan a ellos, como si fueran expertos o siquiera hubieran adquirido suficiente experiencia trabajado en algo, alguna vez. ¿Por qué lo hacen?
 
Invitan a una procesión de "politólogos", personas que vemos por primera vez, que dicen haber estudiado política, mostrando un tremendo e inconfundible sesgo marxista. Los ponen como si sus opiniones fueran la verdad más irrefutable. Lo penoso es que esos programas solo refuerzan a los mismos comprometidos, porque los que trabajamos y no somos profesionales de la agitación política los reconocemos al instante.
 
Como los izquierdistas no son respetuosos como nosotros, si damos una opinión nos atacarán con todo o nos funarán (la funa es un linchamiento, nada más antidemocrático).
 
Yo no he visto a ningún partidario del rechazo agrediendo a los manifestantes, pero asómese delante de un grupo de "apruebos", y diga que rechaza. Mejor no lo haga. Le agredirán. Ese es el espíritu de de los que quieren cambiar la Constitución. Si tuvieran la razón, por qué tendrían que imponer sus ideas con tanta agresividad y violencia?
 
¿Pero los periodistas tienen realmente todo el poder que creen y del cual abusan con perversas intenciones?
 
Felizmente el voto es secreto. Los verdaderos oprimidos, nosotros, cuando vemos una amenaza tan multidimensional nos retiramos a reflexionar, a identificar qué es mejor para el país, revisamos los fundamentos, nos formamos una opinión basada en la historia, en la lógica, en la consistencia.
 
Eso mismo hicieron los electores de Trump en Estados Unidos, nos guste o no, sus partidarios eran vilipendiados por la prensa todo el tiempo, pero sabían que eran más y que el voto era secreto. LE GANARON A LA CNN, la peor intervencionista política de la extrema izquierda en el mundo.
 
En Chile, los que anhelamos la paz y la properidad somos más. Todos entendemos que el progreso tarda en llegar porque requiere trabajo. Todos sabemos que las fórmulas de reparto duran nada, y un país que venía con expectativas se va de pronto abajo, a niveles de miseria cuando se instala una Constitución sin contrapesos.
 
Pero los periodistas comprometidos niegan todo eso, hacen falsas promesas, tergiversan las noticias, intercalan su propaganda en todo espacio disponible en abierta manipulación.
 
RECORDEMOS, EL VOTO ES SECRETO. NADIE PUEDE PUEDE AMEDRENTARLE
SI vota rechazo, no sufrirá represalias. Evite la confrontación, vote en conciencia.
 
VOTE RECHAZO, SALVE A CHILE DE CONVERTIRSE EN CHILEZUELA